top of page

La importancia de tener conocimientos de maquillaje social para un Consultor de Imagen.



Para un Consultor en Imagen ¿Será importante tener conocimientos de maquillaje y saber aplicarlo? Es una pregunta que me han hecho en repetidas ocasiones, como Consultor en Imagen Pública y Maquillista Profesional te quiero compartir mi opinión al respecto.

El maquillaje es una de las disciplinas que van de la mano con la consultoría en imagen, es un elemento que debe estar alineado a los objetivos del cliente. A través de los colores elegidos, la textura y efecto de los productos o el tipo de maquillaje que se aplica, se transmitirá un mensaje distinto. De acuerdo con la regla de comunicación de Albert Mehrabian, el 55% del mensaje que se transmite entre las personas se compone del “Lenguaje No Verbal”, esto se da a través de la postura corporal, la vestimenta, los colores utilizados, los accesorios y por supuesto: el maquillaje. Es fundamental que todos los elementos del Lenguaje No Verbal estén alineados hacia el mismo objetivo. El maquillaje es una combinación de arte y técnica que se compone de diferentes especialidades como: social, editorial, de caracterización, para cine o para teatro. El maquillaje social, que es el que necesitamos para que nuestros clientes acudan a un evento social o de trabajo, se realiza con técnicas específicas. Es un maquillaje que realza las facciones naturales de una persona, potenciando su autenticidad; no es una caracterización ni un maquillaje de fantasía. Es sencillo entenderlo y aprender a aplicarlo, solo es cuestión de tomar un buen curso, practicar y practicar para dominar estas técnicas.

Entre las muchas ventajas que existen al aprender maquillaje social siendo consultor de imagen, podemos encontrar el no depender de otro maquillista para hacer retoques ya sean en sesiones de foto o eventos, generando un vínculo más grande con tus clientes. Lo que a su vez genera un ingreso extra si ofrezco el servicio de maquillaje además de los servicios de Imagen. Al entender todas las vertientes del panorama del color, se logra una mejor armonía entre la vestimenta y el maquillaje, lo cual es una ventaja competitiva ya que muchos maquillistas no saben nada de imagen y viceversa. Aún si aprendiera sobre maquillaje, pero no me atreviera a aplicarlo, tendría los conocimientos para contratar, orientar y supervisar el trabajo de los maquillistas que colaboren con mi cliente.

ÇEn mi experiencia, al maquillar a una persona he atraído clientes para hacer una asesoría en imagen ya que, durante el servicio, puedo compartir información de las asesorías. Capacitarse para impartir cursos de automaquillaje también genera un ingreso que me permite conocer posibles clientes. Aprender a maquillar es muy importante en nuestra profesión ¡Es divertido y personalmente lo encuentro relajante! ¿Desventajas? No le veo ninguna, todo conocimiento suma a nuestra profesión y nuestra vida. Todo Consultor en Imagen debe estar muy bien preparado para un mercado cada vez más competitivo, si bien el objetivo no es volverse un “todólogo”, el saber un poco de todo ayuda a ofrecer una consultoría más profesional y completa. Siempre podemos volvernos especialistas en alguna de las muchas ramas de la consultoría en imagen. Ç


Por América Gómez Lira

184 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page