¿De que color pintas tu vida?
  • Imatge Consulting

¿De que color pintas tu vida?



Te has dado cuenta que todo lo que nos rodea tiene color? Darnos cuenta de lo maravilloso que es poder percibir los colores que nos rodean, el impacto que tienen en nuestras vidas, las emociones que nos provocan e incluso el ánimo y las actitudes que podemos tener simplemente por vestirnos de un determinado color o de encontrarnos en un lugar donde los colores de manera consiente o inconsciente nos hacen sentir algo particular, es algo que en muchas ocasiones no nos percatamos, pero definitivamente debemos tomar en cuenta ya que los colores tienen su propio lenguaje.

El mundo que nos rodea está lleno de colores y éstos hablan por sí mismos, comunican cosas que queramos o no, nosotros y las personas que nos rodean percibimos, inclusive en muchas ocasiones los colores hablan por nosotros sin que nos demos cuenta.

Cuántas veces hemos escuchado frases como “ese color te va muy bien” o “ese color resalta el brillo de tus ojos” o “los colores de este lugar, me deprimen” o “los colores del atardecer me hacen sentir melancólica” o “estoy muy cansada, necesito un viaje a la playa y estar cerca del mar”, entre otras, y es que los colores que nos rodean nos aportan un significado, nos generan emociones, estados de ánimo y nos hacen reaccionar positiva o negativamente dependiendo del caso.

Como menciona la asesora de imagen experta en colorimetría, Carolina Aubele, “el color es subjetivo y se encuentra en el ojo del observador. De esta manera, los colores con los que uno opta mostrarse al mundo son cuestión de percepción. La luz, tanto natural como artificial, es por supuesto el ingrediente esencial para la percepción de los colores”.

Los colores no son sólo una herramienta estética, los colores están influenciados por el contexto en el que se encuentran.


Los colores son capaces de estimular o crear alegría o tristeza, pueden hacernos sentir enérgicos o relajados, favorecen sensaciones térmicas de frío o de calor, claridad u oscuridad, brillantez o suavidad y también nos hacen percibir orden o desorden; amplitud, estrechez, altitud, confort, etcétera. Aunque la percepción del color es un proceso individual y subjetivo, los factores culturales también influyen en cómo el color nos afecta, por ejemplo, algunos colores se identifican con lo masculino o con lo femenino, con el poder o con la mediocridad y otros con lo romántico, lo dramático o lo natural.

Los colores están presentes en todo lo que nos rodea; en la naturaleza, en las personas y en lo creado por el hombre, y ya sea de manera natural o artificial influyen en nuestras emociones y en la percepción que tenemos del mundo.

Quizás no podemos influir en los colores de la naturaleza pero si podemos intervenir en todo lo demás como por ejemplo, en los colores que utilizamos en nuestra ropa y accesorios, en los colores de nuestra casa u oficina, en fin en todo aquello de lo que nos rodeamos para lograr diferentes efectos y que de forma deliberada e inteligente influya en nuestro estado de ánimo de acuerdo con nuestros objetivos y en consecuencia en la percepción de la gente hacia nosotros.

Los colores trasmiten ideas, dicen cosas de nosotros que en ocasiones ni siquiera nosotros mismos sabemos, como se mencionó anteriormente hablan por nosotros, por ello, es muy importante conocer que efectos provocan y en el mundo de la imagen es imprescindible conocerlos, comprenderlos y apoyarnos en ellos para enaltecer los colores naturales de una persona, apoyar el propósito de un espacio, potencializar los objetivos de un cliente en el caso de una asesoría de imagen o simplemente para buscar una armonía en el espacio que nos rodea, todo va a depender del color del que queramos pintar nuestro espacio, nuestro estilo, nuestra esencia, lo que queramos sentir, vivir o experimentar.

El mundo del color abarca muchas cosas e impacta en todos y cada uno de los ámbitos en los que nos desarrollamos, por lo que para hablar de todas y cada una de sus características y efectos necesitaríamos muchas horas, no en vano la psicología del color, es una materia tan estudiada e imprescindible para mercadólogos, diseñadores, imagólogos, arquitectos, interioristas, artistas, pintores; entre otros, los cuales se valen de éstos para comunicar algo o para crear un efecto específico en las personas.

Por todo esto y tú ¿de qué color pintas tu vida? ¿cuáles son los colores que más te gustan? ¿con cuáles te vez mejor? ¿cuáles son los más adecuados para una entrevista de trabajo? ¿cuál es el primer color que quieres ver al abrir los ojos por las mañanas? en fin, todas estas preguntas y otras más las podemos responder conociendo lo que los colores comunican, depende de nosotros que efecto queremos lograr.

Aquí te dejo un pequeño resumen de las emociones que generan los colores, para que, dependiendo de lo que quieras experimentar, los utilices a tu favor.


Azul. Tranquilidad, libertad, armonía, fidelidad, seriedad, seguridad y lealtad.Verde. Equilibrio, esperanza y crecimiento.Violeta. Empatía y afecto, creatividad y misterio.Rojo. Poder, energía, vitalidad, fortaleza, pasión, determinación, romanticismo. Rosa. Inspira calma, relaja y es romántico, dulzura.Blanco. Relajación, pureza, paz, inocencia, limpieza, tranquilidad, serenidad Negro. Elegancia sobriedad, formalidad. Desesperación, tristeza, melancolía, misterio.Gris. Orden, respeto, paz, tenacidad y tranquilidad. Mediocridad o decrepitud.Naranja. Acción, movimiento y entusiasmo, optimismo y confianza.Amarillo. Energía, honestidad, felicidad, optimismo, seguridad, diversión, alegría.

Recuerda, vivimos en un mundo lleno de color, sólo necesitamos voltear a nuestro alrededor para identificar como cada uno de los colores tiene un efecto en nosotros, como influye en nuestra percepción, en nuestras emociones y en nuestra forma de ver el mundo.

Rocío Jiménez Nava

7 vistas
icono-whats.png